Unidad de Radioterapia Helicoidal y Radiocirugía Estereotáctica para todo el cuerpo

Esta unidad utiliza un acelerador de electrones de alta precisión (Tomotherapy Hi-Art) para eliminar las células cancerosas, con técnicas de IMRT e IGRT. Este procedimiento se realiza en dosis hipofraccionadas o radioquirúrgicas, que se traducen en tratamientos más cortos con menores riesgos de complicación y mayor comodidad para el paciente.

Las diferencias y beneficios frente a los antiguos métodos de radiación son indiscutibles debido a un plan de tratamiento avanzado que gira 360° alrededor del paciente atacando el tumor desde diferentes puntos. Con más ángulos y modulación más precisa se logra, como nunca antes, que la distribución de la dosis de radiación se ajuste perfectamente a la forma de los tumores.

Tomotherapy Hi-Art™, revoluciona la forma de combatir el cáncer

Tomotherapy Hi-Art™ ha revolucionado los tratamientos convencionales con su capacidad única de combinar varias modalidades de tratamiento: Radioterapia y Radiocirugía estereotáctica, convirtiéndose en la tecnología con la mayor rapidez, facilidad y exactitud que es vital para un óptimo tratamiento contra el cáncer.

¿Qué es la radioterapia hipofraccionada?

Es un tratamiento que administra dosis más altas de radiación que las convencionales, para destruir células cancerosas y/o reducir el tamaño de los tumores. Su objetivo es dañar el material genético de las células lesionadas evitando que crezcan o se dividan; así como destruir directamente las células a través de un proceso de oxidación generada por la radiación, logrando reducir sus síntomas aumentando el control tumoral.

¿Qué es la radiocirugía estereotáctica corporal?

Es la aplicación focalizada de una alta dosis de radiación a tumores generalmente no operables, la cual se realiza en sesiones que van entre 1 a 5 días con una duración promedio de 30 minutos. Por su avanzada capacidad de localización de las lesiones, la radiocirugía estereotáctica extiende su campo de acción a todo el cuerpo y no solo al cerebro como la antigua radiocirugía convencional.

Beneficios para el paciente

  • Exactitud de la radiación con precisión de haces finos.
  • Localización diaria del sitio a tratar con tomografía de mega voltaje.
  • Mínimas complicaciones.
  • Permite tratar varias lesiones en una misma sesión.
  • Mayor probabilidad de resultados satisfactorios.
  • Mínima interrupción de las actividades cotidianas del paciente.
  • Es completamente indoloro y la experiencia es similar a la de obtener un scan por tomografía computarizada.

Efectividad del tratamiento

Radiocirugía para cáncer de mama

Para el cáncer de mama la radioterapia funciona como un tratamiento adyuvante, es decir que puede ser administrado antes o después del tratamiento primario. En el primer caso, reduce el volumen tumoral permitiendo que el paciente sea intervenido quirúrgicamente; por otra parte “esteriliza” la zona que ha sido intervenida y los ganglios que probablemente han sido invadidos por células cancerosas.

Radiocirugía para cáncer de próstata

En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y a equipos como Tomotherapy Hi- Art, se ha logrado que la radioterapia tome relevancia en el cáncer prostático, ya que es diariamente identificado -a través de una guía de imágenes IGRT- tratando con altas dosis de radiación el área afectada y evitando efectos secundarios gastrointestinales y genitourinarios en el paciente. En el 95% de los casos, este tratamiento tiene un efecto curativo, igualando la cirugía tradicional.

Radiocirugía para cáncer de cabeza y cuello

La radioterapia con equipos de última generación tiene la facultad de proteger de una mejor manera los tejidos de la garganta, las glándulas salivales, la medula espinal, nervios periféricos y la mucosa oral. En este caso el porcentaje de recuperación del paciente varía entre el 80% y el 85% de efectividad del tratamiento disminuyendo la severidad y la duración de los efectos secundarios.

Radiocirugía para cáncer de pulmón

Esta es una enfermedad sumamente compleja. La radioterapia con equipos de última generación como Tomotherapy Hi- Art mejora la calidad de vida del paciente y aumenta la probabilidad de curación junto a la quimioterapia. El paciente tiene altas probabilidades de una curación completa en etapas tempranas.

En casos de cáncer pulmonar temprana es posible tratar a los pacientes solo con radiocirugía ya que se ha demostrado que la posibilidad de curación es igual a una operación estándar pero sin sus riesgos.

Radiocirugía para cáncer ginecológico

Gracias a la radioterapia guiada por imágenes en el cáncer ginecológico se ha logrado aumentar en gran porcentaje la cantidad de casos que alcanzan una curación completa. Este tratamiento aumenta la sobrevida del paciente y disminuye los efectos secundarios gracias a la incorporación de técnicas modernas de radiación omo IMRT e IGRT en los nuevos equipos de radioterapia.

Radiocirugía para metástasis

La técnica de radiocirugía que se implementa en estos casos utiliza la localización 3D en la lesión que se va a tratar. Su objetivo principal es erradicar el cúmulo de células tumorales identificadas de manera más efectiva y menos tóxica, cumpliendo con una efectividad en aproximadamente el 95% de los casos.

Este tipo de tratamiento puede utilizarse en pacientes con hasta cinco lesiones metastaticas en el cuerpo, no necesariamente en el mismo órgano (metástasis hepática, pulmonar y de columna vertebral).